Archivo

Archive for 29 abril 2010

Identificadores simbólicos y estereotipos judíos

29 abril 2010 7 comentarios

Gilad Atzmon
Gilad.co.ukSott.net
Traducción al español por el Averiguador
18/04/2010

Generalmente los judíos están orgullosos de autodefinirse judíos. Algunos judíos, por ejemplo, llevan orgullosamente el cartel de judío (judíos por la Paz, judíos por la Justicia, judíos por Jesús, etc.) como si creyeran que la palabra de la ‘J’ tuviera atribuciones morales especiales. Sin embargo, también se ofenderán seriamente si son llamados ‘judíos’ por otros. Sugerir a un judío que “es judío” o que se “comporta como un judío” puede considerarse como una severa ofensa ‘racista’.

Es lingüísticamente notable que el identificador simbólico ‘judío’ funcione como sustantivo y como adjetivo. Ya que el término apunta a una ‘cosa’, también es descriptivo. Sin embargo, supongo que los identificadores simbólicos asociados con políticas ideológicas y de identidad tienden a funcionar de un modo gramatical dual. Las palabras ‘feminista’, ‘socialista’, ‘Nazi’ y ‘supremacista blanco’ pueden apuntar a un sujeto humano pero también pueden ser descriptivos. Supongo, por ejemplo, que una feminista que orgullosamente lleva la bandera feminista igualmente aceptaría que ser llamada ‘feminista’ también le asigna ciertas características particulares y creencias ideológicas. Crucialmente, también aceptamos que ser feminista, socialista, Nazi o supremacista blanco son cuestiones de elección política. La gente no nace feminista o socialista. Adoptan luego esas ideologías o identidades en la vida.

Desde esta perspectiva el significador o identificador simbólico ‘judío’ es apenas diferente para los judíos que nacen bajo una identidad colectiva. Casi como cualquier caso de condiciones biológicamente determinadas tales como ‘mujeres’, ‘hombres’ o ‘negros’, algunas personas nacen judías. Sin embargo, aquí estamos claramente involucrándonos en un giro inesperado interesante. En primer lugar, los judíos europeos pueden desaparecer fácilmente entre una multitud de occidentales blancos a través de la asimilación e integración y pueden dejar atrás su identidad judía, donde las personas negras y las mujeres tienen que vivir sus vidas aceptando y disfrutando quienes son. En segundo lugar, la dualidad entre sustantivo y adjetivo en el caso de los ‘negros’ y las ‘mujeres’ no es necesariamente considerada como un abismo. Ni las personas negras ni las mujeres se ofenden cuando se les llama ‘negros’ o ‘mujeres’.

En cierta medida la forma en la que ‘judío’, como significador, funciona dentro del discurso, podría asemejarse al caso del identificador simbólico ‘gay’. Mientras que muchas personas gay están orgullosas de exhibir su identidad gay, muchos también se ofenden cuando son llamados ‘gays’ por otros. En diferentes casos de identidad y políticas marginales podemos notar una tendencia paralela y simultánea a ‘poseer’ y ‘no poseer’, una clara inclinación a ‘identificarse’ con lo colectivo y al mismo tiempo un rechazo a ser ‘identificado’ como tal por los demás.

En la realidad multicultural tendemos a creer que este modo de comportamiento contradictorio tiene algo que ver con el mal uso de los estereotipos.

Un estereotipo se define comúnmente como una creencia pública o común acerca de grupos sociales específicos, o clases de individuos. Habitualmente es el producto de una generalización esencialista a través de la inducción: involucra una suposición no-científica acerca de las propiedades de una clase de sujetos basada en una acumulación de observaciones o encuentros anecdóticos que se refuerzan con el tiempo y la repetición.

El concepto de ‘estereotipo’ se confunde comúnmente con la noción de ‘prejuicio’. Habitualmente observamos que un estereotipo ligado a la etnicidad, clase o cualquier grupo, es un medio para emitir una opinión, generalmente desfavorable, basada en un conocimiento insuficiente y en sentimientos irracionales.

De cara a ello, pareciera que los judíos son hipersensibles a la implicancia ‘racial’ discriminatoria de la palabra que empieza con ‘J’. Sin embargo, la mayoría de los judíos no se preocupan tanto cuando se los asocia con grandes mentes, adorables intérpretes de violín o directores. En resumen, para aplicar a la categoría de ‘judío’, solo tienes que decir las palabras correctas. Nadie te causará problemas por mencionar a Albert Einstein en referencia a la inteligencia judía y hablar de Anne Frank como un motivo ejemplar de la inocencia judía, pero podrías meterte en serios problemas cuando mencionas la siguiente lista de individuos reales o ficticios: Bernie Madoff, Fagin, Wolfowitz, Lord Levy, Shylock, Alan Greenspan, Netanyahu y Nathan Rothschild, sin siquiera identificarlos como judíos.

Todo lo mencionado arriba describe una imagen muy oscura, y aún así, está lejos de sorprendernos. Según parece, en su mayoría, a los judíos no les interesan los estereotipos mentales o las categorías colectivas. No les interesan las generalizaciones raciales y estigmas esencialistas, siempre y cuando sean positivas.

Fagin Vs Anne Frank

Recientemente me sucedió que al yuxtaponer los estereotipos judíos (aquellos judíos que parecen odiar, contra aquellos judíos que promocionan las campañas étnicas) podría arrojar una luz importante sobre cuestiones que tienen que ver con la identidad colectiva judía. Eso también podría sugerirnos de qué manera se ven a sí mismos los judíos, y más importante aún, también podría ayudarnos a comprender de qué manera prefieren ser vistos.

Es bastante obvio que algunos judíos están bastante descontentos con Fagin de Charles Dickens y Shylock de Shakespeare, quienes son considerados ‘antisemitas’. Tengo la impresión que al reconocido entusiasta sionista y abogado londinense, Anthony Julius, le gustaría ver a estos icónicos individuos eliminados del discurso popular. Por otro lado, la Fundación Educativa Británica del Holocausto (HET) ya se las ingenió para insertar a Anne Frank dentro del sistema educativo británico.

No hace falta ser un genio para comprender porqué Julius y otros se preocupan por Fagin o Shylock. Fagin es el mayor ladrón, explotador de niños y usurero. Shylock es el mercader sediento de sangre. Con Fagin y Shylock en mente, el barbarismo y el tráfico de órganos israelí parecen ser solo otros eventos de un infierno interminable. Sin embargo, también resulta obvio porqué el HET está tan interesado en Anne Frank. Por ello, y por obvias razones, Frank está allí para brindar una imagen de inocencia. Y ciertamente ningún sistema moral podría justificar jamás el horror que esta joven muchacha vivió junto a muchos otros.

Aún así, Anne Frank no fue exactamente una escritora genial. Su diario no es una pieza valiosa de la literatura. Tampoco era excepcionalmente inteligente. En realidad era una muchacha bastante común y ese es exactamente su poder dentro del discurso cultural occidental post segunda guerra mundial. Ella era tan solo una inocente muchacha promedio. De hecho, el intento por hacer de Anne Frank una heroína cultural, sería un genuino reflejo de la inclinación sionista hacia cuestiones similares. Frank refleja el desesperado intento sionista de probar al mundo que ‘nosotros los judíos’ somos un pueblo como cualquier otro. Es más, el suceso del Diario de Anne Frank está allí para continuar con la intención de occidente de aceptar al judío como un pueblo entre los demás.

Nuevamente, el discurso judío queda atrapado en el limbo. El pueblo judío nunca puede lograr su objetivo. Nunca pueden ser como ‘otro pueblo’ ya que ningún otro pueblo tiene como objetivo ser como otro pueblo. De hecho, aquellos que demandan ser vistos como iguales necesariamente se sienten inherentemente y categóricamente diferentes. Una vez más nos encontramos con una repetición de la irresuelta brecha de la identidad colectiva judía entre ‘aquellos que se declaran ser’ y ‘lo que uno es’.

En su último libro, Juicios de la Diáspora (Trials of The Diaspora), Anthony Julius renueva su ataque contra aquellos a quien denomina ‘antisemitas’ por ser antisionistas. El problema con el antisionismo, dice Julius, es que “niega a los judíos el derecho que tienen a compararse con otros pueblos, adhiere al derecho de autodeterminación a excepción del caso judío… Afirma la ley internacional. Excepto en el caso de Israel. Considera al nacionalismo judío (es decir, al Sionismo) como exclusivamente pernicioso, en lugar de otro mero nacionalismo” (Trials of The Diaspora, Anthony Julius pg Xl, Oxford University Press). El pedido de legitimidad e igualdad en el texto de Julius es bastante embarazoso, especialmente debido al hecho de que el ‘derecho judío a la autodeterminación’, es celebrado a expensas de otro (los palestinos). El Sionismo es exclusivamente pernicioso, al menos, por ser devastadoramente siniestro con la población indígena de la tierra prometida. En el texto de Julius es aparente que el abogado de Londres de cierta forma prefiere evadir involucrarse con la noción o el significado del pensamiento ético.

Para que la Hasbara (propaganda) gane un debate y para que Julius gane con su argumento, los judíos tienen que demostrar que son realmente ellos mismos en lugar de demandar ser vistos equitativamente. Seguramente Julius debe saber que ganar un argumento moral es muy distinto a ganar un caso legal.

Presumiblemente Julius está lo suficientemente familiarizado con el ‘imperativo categórico’ de Kant que sugiere que comportarse éticamente es ‘actuar de tal manera que el axioma de las acciones de uno, puedan ser tomadas como ley universal’. Julius podría estar fallando en comprender que la limpieza étnica de la gran mayoría de la población Palestina no puede ser ‘tomada como ley universal’. Encerrar a millones en campos de concentración como en Gaza, no exactamente un axioma de profundidad ética. Arrojar fósforo blanco sobre personas en un refugio de la ONU, no hace que el estado judío se vea como cualquier otro estado. De hecho, tampoco hace que el pueblo judío se vea como cualquier otro. Ver a los lobbies judíos en todo el mundo presionar por una guerra contra Irán, no hace que los judíos se vean como un pueblo común. Y eso es algo que ni siquiera Anne Frank puede cambiar.

Por más que Julius y otros quieran eliminar ciertos estereotipos fundamentales de nuestro discurso cultural colectivo, en realidad pueden esperar justamente lo opuesto. Fagin y Shylock ahora son más populares que nunca antes. Suficientemente devastadores son Fagin y Shylock, quienes apuntaron la luz sobre el estado judío y sus lobbies alrededor del mundo. Fagin no está solo ni se trata de un aislado episodio ficticio. La lista de crímenes sionistas está surgiendo a tal velocidad que es casi imposible para nosotros seguir el ritmo.

Me niego a sugerir a Julius que su intento es en vano. El mundo allí fuera se está volviendo rápidamente contra Israel, contra el nacionalismo y la supremacía judía. Eliminar a Fagin, Shylock y a TS Eliot no evitará que la palabra ‘judío’ sea un adjetivo y un emblema descriptivo negativo. Para que eso cambie, o para que los judíos sean genuinamente respetados, la autorreflexión es parte de la esencia. En lugar de señalar aquello que está mal con el Goyim, los judíos querrán considerar mirarse en el espejo. Yo lo hice hace muchos años. Nunca me he recuperado. Me dio un sentimiento profundo de auto-odio.

fuente: http://senalesdelostiempos.blogspot.com

Toque de queda en Miami

26 abril 2010 1 comentario

El País
24/04/10

Toque de queda en Miami. Ni es una broma, ni tampoco es Bangkok. Parcial y juvenil, pero toque de queda en la capital del sol de Florida, donde ya todo parece posible. A partir del 1 de mayo, los menores de 17 años no podrán circular solos por las calles a partir de las 23.00 de domingo a jueves, y a partir de las 24.00, viernes y sábados. Sí podrán hacerlo acompañados por mayores de edad (21 años) o si justifican su salida de casa, por razones de trabajo o deporte, por ejemplo.

RÉGIMEN DE HIGOS CHUMBOS

25 abril 2010 2 comentarios

Por MALDITO HIJO DE PERRA

Al Régimen Global, que es el que ha organizado esta artificial macro-crisis financiera y económica a la que tratamos de sobrevivir, le interesa sobre todo provocar cuantiosas pérdidas a las personas y a las empresas, pues es la manera de imponer su presencia, de extorsionarnos, respaldados por la ignorante ciudadanía controlada por los media. La economía social ha pasado a segundo plano, porque ahora de lo que se trata es de esclavizar a la humanidad no ya mediante el crédito, sino con un hambre física de perro de afilador.

Para comprobar el desprecio de la élite financiera, económica y política por la ciudadanía, basta un ejemplo reciente: las consecuencias para los viajeros europeos —y las aerolíneas— de la nube de humo del volcán islandés
Eyjafjalla, supuestamente perjudicial para los motores de los aviones, lo cual constituye una hipótesis ridícula hasta la risotada, que sólo encuentra parangón en la anterior crisis de la gripe A(1). El caso es asustar y mantener a la gente ocupada en solucionar problemas artificialmente creados, y de menor cuantía, para que no perciba la realidad: que le están robando la libertad, el dinero y la propia vida.

A estas alturas, los lectores de Ácratas ya deben tener claro que el Régimen Global se impone inyectando miedo a la ciudadanía: desde el 11 de septiembre de 2001, estrenando el siglo, en el que “el terrorismo internacional” derribó controladamente, en un alarde de ingeniería de demoliciones, tres rascacielos en Nueva York con Thermite (bien sabéis que no fue a causa del impacto de aquellos cinematográficos aunque impotentes aviones señuelo), y mató a más de tres mil personas, el modelo implementado sigue en vigor. El Régimen Global es el único terrorista mundial de importancia —el Régimen Global es el verdadero Al-Qaeda, es su inventor, es el titiritero que maneja sus hilos y agita sus hollywoodienses imágenes barbudas y aturbantadas— y, de hecho, financia y articula todos los atentados que suceden en el mundo a través de su brazo armado, que es una élite de asesinos sacados de las cloacas del sistema, ex-agentes casi todos de la CIA y del Mossad.

El Régimen Global —y en España es más que evidente, porque es tosco, provinciano y grosero— sólo tiene el objetivo de coartar las libertades públicas individuales y colectivas. Cada vez que el régimen legisla y prohíbe algo más, al tiempo que nos resta libertad, nos hace más irresponsables. Porque, queridos niños de teta que me leéis, convertir a todos los ciudadanos en unos irresponsables es el único y verdadero objetivo sociopolítico del poder. ¿Entendéis ahora ese extravagante y atroz sistema educativo que convierte a nuestros hijos en unos idiotas hedonistas, en incultos melones sobrevalorados?

Pondré un ejemplo: Si el código de la circulación prohíbe todo lo que supone un riesgo —la lista de esas prohibiciones es más larga que la bragueta de una sotana, y las multas se cuentan por millones—, cuando alguien se mata en la carretera, debiera ser el Estado el responsable de esa muerte: Las exhaustivas prohibiciones convierten a los administrados en pollos descabezados, en insensatos descerebrados que acaban por creer que todo lo que no está prohibido puede hacerse y que todo peligro que no se advierte no existe. Hablando recto como un renglón, lo que quiere el poder es hacer de nosotros unos insensatos irreflexivos —que fungen sin embargo de culpables de los accidentes, aunque no tengan libertad ninguna para decidir casi nada, que mueren ahorcados por el cinturón de seguridad, o se lisian por falta de seguridad activa, por circular tan despacio que es imposible sortear los riesgos del tráfico (cualquier motorista sabe a qué me refiero)—. Lo que quiere el poder es vernos conducir a 80 kilómetros por hora a las dos de la madrugada, por una autopista vacía, “para evitar contaminación y accidentes”. ¿Quién será el hijo de puta que permite que durante la noche la señalización limitativa se quede clavada en ese ridículo 80? ¿Cuánto le pagamos de nuestros bolsillos a ese cabestro cada mes los contribuyentes? ¿Cuándo volverá a imperar una ley justa que lo condene a trabajos forzados durante un lustro?

Ante la ola de acogotamiento prohibicionista del Régimen Global, a un hombre sólo le caben tres actitudes personales:

1. La opción práctica y desvergonzada: Aprovecharse de los demás, apuntarse al sistema y andar más contento que un maricón montado en un carro de pepinos; hacerse funcionario y pasar la “jornada laboral” rascándose la ventosa (policía, militar, administrativo); o político, financiero, empresario del pelotazo; o apuntarse a la subvención, a la ceja, al PER o a la hostia consagrada; y medrar, ganar dinero con la opresión y la injusticia experimentada en cabeza ajena.

2. La opción permisiva e irresponsable: La actitud de esa parte de la sociedad que traga más que la aduana de Andorra, que asume tranquilamente toda nueva vuelta de tuerca; o peor: que aplaude al poder ante cada nueva ley que éste caga; chusma que dice eso de que: “Es que la gente confunde libertad con libertinaje, y necesita que la sancionen para evitar que se mate”. Es la actitud propia de eunucos, de esa horda de padres sin cojones que no pueden manejar a sus hijos, de gentuza que no debiera ni existir, que no son hombres libres ni han deseado serlo jamás, que no pueden ni quieren responsabilizarse de nada, y menos de educar a hombres y mujeres libres; que convertirán a sus hijos en copias de sí mismos, en cabritos cornudos, en morralla, en gente con menos sangre que la compresa de una muñeca.

3. La militante, la digna: Cada vez que una nueva ley prohíba algo absurdo(2), tener como objetivo sortear esa ley y hacer ese algo. Estamos no sólo en nuestro derecho, sino obligados como reacción ante la opresión política a la sociedad civil. Es nuestra obligación moral triturar toda ley injusta o desproporcionada hasta hacerla inoperante, dejarla obsoleta.

Esta resolución, la opción 3, significa declararse enemigo del Régimen y obrar en consecuencia. Una vez localizada la raíz del mal, no hay más remedio que arrancarla de cuajo. Sí, pero ¿cómo? Sabed que el principal daño, el más grande perjuicio que se le puede causar al Régimen Global es retirarle el sustento económico. Aparte de no colaborar con él de ningún otro modo —La Boétie, 1560—, no debemos contribuir con nuestro dinero a un Régimen tiránico, opresor, para que viole nuestros derechos usándolo contra nosotros.

A nivel personal, debéis interiorizar —grabároslo en el pecho del revés, para que lo veáis todos los días al miraros al espejo— el siquiente discurso:

1. No queremos a ningún papá Estado unciéndonos al yugo de los bueyes mansos. En realidad, no necesitamos a un Estado como éste absolutamente para nada.

2. Mientras no exista democracia (lo actual es un paripé de poderes inseparados y corrupción desenfrenada de todos los partidos y los funcionarios) nos arrogamos el derecho a la autogestión y la acracia. Cuando tengamos un problema, no nos lo resolverá el Estado. Más bien lo empeorará, si es que no es en realidad su verdadero causante.

3. No queremos su concepto de seguridad ni sus policías armados, que no son otra cosa que funcionarios que están ahí para reprimirnos a nosotros en lugar de a los delincuentes, porque es menos peligroso joder a las personas honradas, inocentes, desarmadas e inofensivas.

4. Nos negamos a darle ni un euro a este Estado de manera voluntaria, porque:

—Sabemos que ese dinero servirá para sostener sine die el Estado de Partidos y su Administración enviciada.

—Sabemos que todo político o funcionario es incompetente, necio y corrupto. Sin excepción, cada uno de acuerdo con sus posibilidades y su nivel de inteligencia. No hay ni una sola excepción. Al menos, nunca la he conocido.

Así que, a partir de hoy:

—El Estado Cocotero sólo nos sacará el dinero por la fuerza. Pero cada euro que nos robe lo compensaremos con diez, cien, mil euros oponiéndonos al sistema. Esto, técnicamente, se denomina “objeción fiscal”.

—Como no existe un trabajo honrado que implique actuar como recaudador de impuestos en la cadena del valor añadido (es una vergüenza intolerable hacernos perseguidores de nuestros conciudadanos), trabajaremos fuera del mismo siempre que podamos, aunque tengamos que irnos a vivir a Liechtenstein.

—No votaremos jamás en ninguna clase de elecciones ni referenda en este sistema político, porque es un repugnante circo para homúnculos castrados.

—Destruiremos en la medida de nuestras posibilidades y pacíficamente todo orden impuesto por el Régimen Cocotero y haremos u opinaremos libremente, aunque le joda.

—No respetaremos de corazón más leyes que las avaladas por la moral natural y por el sentido común. El resto podrán sernos impuestas, pero, al ir contra nuestra voluntad y nuestra ética, nunca lo serán de manera permanente. Y esto se denomina técnicamente desobediencia civil(3).

—Jamás nos consideraremos superiores en derechos a nadie, pero no admitiremos que nadie ostente más derechos que nosotros. Por lo tanto, arrojaremos siempre la primera piedra(4). Y decimos, y es sólo una piedra entre mil, que una SICAV es una estafa que permite que el gran capital tribute al 1%, y juzgamos que sus beneficiarios debieran pasar unos cuantos años en la cárcel, junto a los legisladores que inventaron las SICAV y las hicieron posibles. Pero mientras sigan existiendo, también tributaremos al 1%, o al mínimo que podamos, porque es lo moralmente justo.

—Estaremos siempre a favor de la libertad política y de la jibarización del Estado, que ha de desaparecer tal y como lo conocemos: debe ser un sirviente, un lacayo de la ciudadanía, y no al contrario como ahora.

—Consideraremos que todo enemigo del Estado Cocotero es colaborador nuestro, aunque sea transitoria y circunstancialmente. Da igual si se trata del abertzalismo independentista vasco(5), el anarquismo radical, Hamas, la nación rusa, o las mismísimas Corea del Norte e Irán: en política, son nuestros aliados. Nos importa una polla que estén equivocados, porque si se enfrentan al Régimen Global o al Estado de Partidos que nos oprime a nosotros, no lo están del todo. El Estado no nos va a engañar desde los medios haciéndonos creer, por ejemplo, que 260.000 vascos son terroristas y no tienen derechos políticos; o que unos cuantos afganos desgraciados, armados con espingardas en el Hindukush, son un peligro para la Humanidad.

Así que atentos, hijos de puta, que vamos a por vosotros… ¡a meteros una ristra de higos chumbos por el mismísimo ojete del culo hasta que os arda como el tubo de escape del Challenger!; ¡hasta que os salga la mierda por la boca y pidáis bicarbonato llorando!

MALDITO HIJO DE PERRA

(1)  Las aerolíneas pierden 150 millones de euros diarios con la “crisis del humo” y han caído en Bolsa de manera ostentosa. Si las restricciones no eran auténticamente imprescindibles, Eurocontrol debiera indemnizar a las empresas a las que está arruinando, así como a los viajeros que se han visto perjudicados por las cancelaciones. Eurocontrol explica que la ceniza del humo volcánico “se funde al contactar con los motores de los aviones, lo que afecta al flujo de gases de combustión y provoca la parada de las máquinas”. Es algo poco creíble (la ceniza no se funde en ningún caso, ni es combustible); y menos si se tiene en cuenta que altos ejecutivos de las aerolíneas se han subido a sus respectivos aviones y han volado a través del humo tan tranquilamente para dejar claro que lo que dice Eurocontrol es una parida monumental. Si fuera algo peligroso, capaz de “detener las máquinas”, y hacer que los aviones cayeran como piedras al suelo, no lo habrían hecho, evidentemente. Parece como si el Poder la tuviera tomada con las líneas aéreas desde el 11-S, cuando eligió precisamente aviones para fingir un atentado terrorista islámico. Desde entonces, el poder no ha dejado de perjudicarlas: las “medidas de seguridad” en los aeropuertos, absolutamente molestas y hasta humillantes para los viajeros (recordad los escáneres que desnudan, los cacheos y los registros), los retrasos, etc. Algo me dice que la parte de la globalización que permite la movilidad de las personas a lo largo y ancho del mundo no les apetece a los poderosos tanto como la movilidad de capitales… ¿No?

(2) Sin salirnos del ejemplo: una prohibición absurda es la de rebasar los 80 kilómetros por hora, a las dos de la madrugada por una autopista vacía, “para evitar contaminación y accidentes”. Nuestra obligación moral es averiguar en Internet dónde coño están el par de radares recaudadores y, fuera de estos dos mínimos tramos, conducir a la velocidad correcta, 110 kilómetros por hora, que es la que no produce contaminación (así lo informó el colectivo de ingenieros de automoción) ni accidentes (¡porque a 80 la gente se duerme conduciendo de madrugada!) El carnet de conducir puede ser tan difícil de obtener como el Gobierno considere necesario; pero una vez conseguido, el Estado debe reconocernos la capacidad para tomar decisiones, para responsabilizarnos de la seguridad propia y de la del resto de vehículos que circulan en lo que a nosotros concierne. Como canta el anuncio de Tráfico, ningún repulsivo funcionario del Ministerio del Interior puede conducir por nosotros. Pero es que tampoco toleraremos que lo intente.

Hay otros miles de ejemplos de prohibiciones absurdas. Buscadlas y obrad en consecuencia.

(3) La desobediencia civil es una forma de disidencia política desarrollada por los movimientos en defensa de los derechos civiles y políticos. Consiste “en una quiebra consciente de la legalidad vigente con la finalidad no tanto de buscar una dispensa personal a un deber general de todos los ciudadanos (objeción de conciencia), sino de suplantar la norma transgredida por otra que es postulada como más acorde con los intereses generales. Intereses que, no obstante, han de ser identificados a través de un procedimiento democrático de formación de la voluntad” (Wikipedia)

(4) En el sentido mesiánico. Aquí no hay incitación a la violencia, y si os lo parece, espías y trolletes, es porque sois unos garrulos izquierdosos que no leéis la Biblia.

(5) Si alguien confunde esto con la kale borroka es que es un inculto y un borrego. El abertzalismo vasco es pacífico.

NOTA DEL EDITOR: Por cierto. Alguien al fin pone en claro la situación económica a la que nos arrastran los políticos. Santiago Niño Becerra, profesor de Estructura Económica del IQS, y Marc Vidal, economista y emprendedor, famoso bloguero, cantan la parrala en TV3. El que entienda el catalán que no se lo pierda:ENLACE AQUÍ

fuente: http://acratasnew.blogspot.com/

reflexiones de un tipo cansado (a estas horas)

Allá voy, de cabeza (maitines)

Ya he descubierto las claves del NWO : no se trata de un gobierno mundial como la gente cree, sino de “el amanecer de un nuevo dia” (buscad en google, o donde sea), que no es mas que la enesima interpretacion de aquello de:

“.. y vosotros (el pueblo de israel) heredareis la tierra”.


Se trata de un plan para un nuevo comienzo en el planeta, previa destruccion de todo y de casi todos. Han preparado a la gente con las profecias apocalipticas, unas y otras, para que acepten la catastrofe como algo ajeno a la capacidad del hombre,  pero en realidad es un maquiavelico plan perfectamente ejecutado durante muncho, muncho… tiempo.
Porca miseria!.

aqui hay un link mas que puede servir como ejemplo: http://primercontactoalien.blogspot.com/2010_04_24_archive.html#3917512305946587571

continuo con el sermon (laudes)

Pues eso!, que no hay ná que hacer, asi que disfruta de la vida todo lo que puedas e intenta cumplir tus deseos mas inconfesables (en la medida de lo posible) porque luego nos arrepentiremos de no haber aprovechado el tiempo. ( probablemente haya estado comiendo demasiado pollo ultimamente. malditos kebab!!!… )

Estoy analizando muchas cosas ultimamente desde otra prespectíva que la que se presenta en  “todas”  las paginas de la movida, no son mas que parte del plan, solo que ni los propios blogeros lo saben.

Yo tampoco lo sabia, pero algo sospechaba.

Amigos mios, volverán de nuevo los tiempos de “pan y cebolla”,  pero!… que diantres! siempre se ha sabido que “al que come siempre cebolla le crece mucho la…..   ….nuca”.

Fray.

Hongo potencialmente mortal se propaga por Estados Unidos y Canadá

El Universal
22/04/10

Una cepa potencialmente letal de un hongo se propaga entre animales y personas en el noroeste estadounidense y la provincia canadiense de Columbia Británica, informaron investigadores el jueves.

El hongo Cryptococcus gattii, que se transporta por el aire, habitualmente sólo infecta pacientes trasplantados y con sida, además de personas con sistemas inmunes comprometidos, pero la nueva cepa es genéticamente diferente, dijeron los investigadores, según informó la agencia Reuters.

“Este nuevo hongo es preocupante porque parece ser una amenaza a personas sanas”, dijo Edmond Byrnes de la Universidad Duke en California del Norte, quien guió el estudio.

“Los hallazgos presentados aquí documentan que el brote de C. gattii en el Oeste de América del Norte sigue expandiéndose a través de esta región templada”, dijeron los investigadores en su informe, publicado en la revista Public Library of Science.

“Nuestros hallazgos sugieren que es probable que ocurra una mayor expansión en regiones vecinas y busca aumentar la preparación ante la enfermedad en la región”, indicaron.

La nueva cepa parece ser inusualmente letal, con una tasa de mortalidad cercana al 25% entre los 21 casos estadounidenses analizados, comentaron.

“Entre 1999 y el 2003, los casos estuvieron en gran parte restringidos a la isla de Vancouver” decía el informe.

“Entre el 2003 y el 2006, el brote se expandió a la vecina Columbia Británica y luego a Washington y Oregon entre el 2005 y el 2009. Basados en esta trayectoria histórica de expansión, el brote podría seguir expandiéndose a la región vecina de California del Norte, y posiblemente más allá”, señaló el documento.

El hongo, en forma de esporas, puede causar síntomas en personas y animales dos semanas o más después de la exposición. Los síntomas incluyen una tos que dura semanas, dolor de pecho agudo, falta de aliento, dolor de cabeza, fiebre, sudor nocturno y pérdida de peso.

También ha aparecido en gatos, perros, una alpaca y una oveja.

Las temperaturas bajo cero pueden matar al hongo y el cambio climático puede estar ayudándole a propagarse, dicen los investigadores.

fuente: http://internacional.eluniversal.com/

El agua está contaminada por todo tipo de fármacos

DSalud
08/04/10

Nuestros acuíferos están cada vez más contaminados por los fármacos que la sociedad consume de forma casi enfermiza -llegan a los ríos a través del alcantarillado- y como no los elimina ninguna depuradora los estamos ingiriendo a través del agua de los grifos y de los alimentos que se riegan con ella. De hecho cada vez más personas sufren trastornos de todo tipo y se está multiplicando el número de bacterias resistentes a los antibióticos. Ya se ha comprobado que es así en las aguas del Ebro y en dos afluentes del Llobregat pero está pasando en toda España. Es hora pues de preguntarse si no ha llegado el momento de decir basta al masivo e injustificado consumo de fármacos que no curan nada.

El agua de grifo empieza a ser peligrosa porque multitud de moléculas sintéticas y la información con que se carga el agua procedente de los millones de fármacos que tiramos a la basura y/o excretamos con las heces –tanto las personas como los animales- llegan de forma cada vez más masiva a los ríos –en nuestro caso a través del alcantarillado- y están ya produciendo trastornos en nuestros sistemas orgánicos. Se trata de un problema conocido pero nunca afrontado y de ahí la importancia del trabajo que ha empezado a hacer un equipo de investigadores del Departamento de Química Ambiental del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de Barcelona coordinado por Damiá Barceló cuyo fin es conocer la polución de los ríos españoles. Porque según los resultados iniciales están encontrando “de todo”. Y todo apunta a que la única solución –porque convencer a la población de que deje de tomar fármacos inútiles es una quimera mientras los médicos sigan recetándolos- parece pasar por una depuración del agua mucho más eficaz con métodos más sofisticados y modernos.

Antibióticos, analgésicos, antiinflamatorios, antipiréticos, antidepresivos, ansiolíticos, anticonceptivos, supuestos reguladores del colesterol y cientos de fármacos más igual de ineficaces van a parar a diario en cantidades desconocidas –pero sin duda enormes- a todos los ríos que reciben aguas residuales. Porque como el lector sabe nuestro organismo metaboliza parte de esas sustancias pero otra parte es excretada y por medio de las alcantarillas llega a los ríos. Y asimismo llegan a ellos cantidades equivalentes -y aún menos controladas- de los cada vez más innumerables fármacos con que hoy se envenena al ganado de consumo humano para acelerar su engorde o para prevenir –es un decir- enfermedades que pueden diezmarlos.

La concienciación social de este problema en España es muy escasa pero no ocurre así en otros países. En Gran Bretaña por ejemplo el problema se lo ha tomado muy en serio la Asociación del Suelo que ha hecho por eso numerosos llamamientos al gobierno de Gordon Brown –con escaso éxito, también hay que decirlo- para que ponga en marcha un plan que permita reducir el uso abusivo por los veterinarios de antibióticos en las granjas como ya se ha hecho en los hospitales y otros centros de salud. Asociación que recuerda que según datos oficiales del 2007 más del 53% de los antibióticos consumidos en Gran Bretaña se suministran a los animales en las granjas y clínicas veterinarias.

Luego si en España el problema no preocupa tanto es sencillamente porque apenas se informa de ello. De hecho pese a tratarse de una contaminación química de efectos imprevisibles sobre la salud y el medio ambiente las administraciones públicas no se la han tomado en serio. Al menos hasta ahora. Lo demuestra que de hecho aquí no existen límites de vertido o de concentraciones en las aguas y ninguna depuradora elimina hoy esas sustancias.

A pesar de que el equipo de investigadores mencionado ha efectuado ya los primeros estudios sobre el grado de polución fármaco-química -concretamente en las aguas de los ríos Anoia y Cardener (afluentes del Llobregat que abastecen de agua Barcelona) y en las del Ebro a lo largo de todo su recorrido- y los resultados confirman las peores previsiones. “La verdad es que cuando se busca -explica el prestigioso investigador catalán- se encuentra de todo. Nosotros hemos encontrado restos de más de 50 fármacos distintos”. Barceló añadiría que una investigación de ese mismo departamento elaborada por Mira Petrovic y otros investigadores que se publicó en la revista Toxicological Chemistry constató que –transcribimos textualmente del informe- “los estrógenos (usados en píldoras anticonceptivas y para el tratamiento de desórdenes hormonales tan frecuentes como la menopausia) y los antibióticos son los compuestos que probablemente susciten más preocupación en la actualidad: los primeros por su actividad como disruptores endocrinos ([la alteración del sistema endocrino puede inducir además cáncer y trastornos reproductivos) y los segundos por la posibilidad de que se desarrollen cepas bacterianas resistentes que hagan que estos compuestos dejen de ser efectivos para el fin para el que fueron diseñados”.

Añadiremos que el estudio de los afluentes del Llobregat constató la presencia de fármacos estrogénicos y de alquilfenoles (un componente de los detergentes), ambos conocidos alteradores del sistema endocrino. “Ambos grupos de compuestos -explica Damiá Barceló- fueron identificados como responsables de la estrogenicidad observada en los peces capturados en las áreas de estudio, algunos de los cuales presentaban además de un elevado nivel de vitelogenina plasmática -proteína utilizada como indicador de la exposición a compuestos estrogénicos- òrganos reproductores masculinos y femeninos simultáneamente”.

Sin comentarios. Porque obviamente esos fármacos no afectan sólo a la fauna acuática sino también a los ciudadanos que beben el agua potabilizada que procede del Llobregat, río del que el Anoia y el Cardener son afluentes.

Y si lo duda consulte la bibliografía internacional de los últimos años y comprobará que la relación entre la exposición continua a ciertos niveles de estrógenos ambientales -o xenoestrógenos- y la aparición de trastornos endocrinos está científicamente constatada. Puede desembocar en problemas como la no aparición de testículos (criptorquídea), la falta de cierre de la uretra (hipospadia), el desarrollo mamario en hombres (ginecomastia), la pérdida de calidad y cantidad de semen en los varones y, sobre todo, diversos tipos de cáncer: mama, vagina, hígado y testículos. “No sabemos el efecto exacto de estos compuestos -explica Nicolás Olea, médico e investigador de la Universidad de Granada y uno de los mayores experto europeos en contaminación hormonal- pero sí sabemos que ocurre algo muy grave porque, entre otras cosas, está aumentando notablemente el número de casos de cáncer y hay una disminución alarmante del número de espermatozoides en los hombres”.

Fármacos en el Ébro

Cabe añadir que el equipo de Damiá Barceló participa asimismo en el programa europeo de investigación conocido como Aquaterra puesto en marcha para valorar la contaminación farmacológica de cinco grandes ríos del continente: el Danubio, el Elba, el Ebro, el Meuse y el Brevilles. Obviamente ocupándose del Ebro para lo cual eligieron 18 puntos de muestreo en los que se toma agua que luego se analiza para constatar la posible presencia de antiinflamatorios, reguladores de colestrerol, drogas psiquiátricas, antiulcerosos, beta-bloqueantes y antibióticos.

Pues bien, en mayor o menor medida se encontraron los ocho antiinflamatorios que se buscaban si bien estando presente el ácido clofíbrico en los 18 puntos de muestreo y el ketroprofeno sólo en uno. Entre las presuntas sustancias reguladoras de lípidos y colesterol no se detectaron restos de Pravastatina pero sí de los otros tres buscados destacando el Gembibrozil que apareció en 15 puntos. Entre las drogas psiquiátricas la que más apareció fue el Carbamazepine -en todos los puntos del estudio- mientras el Paroxetine y el Fluoxetine no fueron detectados. Por lo que se refiere a los antiulcerosos sólo hubo que no se detectó -el Lansoprazole-, lo mismo que pasó entre los antihistamínicos: sólo dejaron de detectarse Loratadine y Famotidine; en cambio el Ranitidine apareció en 2 de las 18 muestras. Finalmente se detectaron 3 de los 4 beta-bloqueantes que se buscaron destacando el Atenolol que apareció en 11 de los 18 puntos en los que se tomaron muestras.

¿Y qué efectos tienen todos estos fármacos en el agua y en el ambiente? Pues la verdad es que se ignora de forma detallada porque no se ha hecho ningún estudio pero los expertos entienden que no pueden dejar de tenerlos y difícilmente serán buenos.

Lo que sí se conoce bien son los efectos de la contaminación por antibióticos -también incluidos en el estudio del Ebro- y los cinco compuestos buscados -Azythromycina, Erythromycina, Sulfamethosazole, Trimethoprima y Ofloxacina- fueron detectados (el primero en 11 puntos y los demás en 3, 1, 5 y 1 respectivamente).

El Departamento de Microbiología del Hospital Ramón y Cajal madrileño calcula que en España van a parar al medio ambiente cada año ¡50 toneladas de antibióticos de uso humano y animal” “¡Y estamos hablando –advierten los expertos- de sustancias que actúan en milésimas de miligramo por centímetro cúbico!” A lo que hay que añadir que como se trata de sustancias que tardan muchos años en degradarse la contaminación del medio está aumentando año tras año.

¿Y que pasa con los antibióticos presentes en el agua o en los peces que nos comemos? Pues se sabe que, una vez liberadas, incluso pequeñas cantidades residuales de antibióticos excretados matan a la mayoría de los microorganismos con los que se encuentran. Y que los que resisten son luego mucho más difíciles de eliminar con tratamiento farmacológico. Es el caso de ciertas cepas de la Escherichia coli (o E.coli), del Acinetobacter, del Estafilococus aereus y de la salmonella, algunas de las cuales están mutando ya hacia formas inmunes a todos los medicamentos conocidos. Al igual que ocurre con la Pseudomona aeruginosa, patógeno típico de los hospitales que coloniza toda clase de líquidos (por increíble que parezca, hasta los líquidos desinfectantes).

Ejemplo inquietante del peligro al que nos exponemos es la omnipresente bacteria E. coli -que causa sobre todo infecciones urinarias entre los enfermos hospitalizados- y, cada vez más, fuera de los hospitales. “Estamos viendo -explica Jesús Rodríguez Baño, infectólogo del Hospital Macarena de Sevilla- que de cada 100 pacientes que nos llegan con infecciones urinarias graves por E.coli entre el 5 y el 10% son como consecuencia de una cepa multirresistente de esta bacteria cuando hace cinco años era del 0%. Y esto tiene su importancia porque tal vez uno de cada 1.000 pacientes, si no acertamos con el antimicrobiano eficaz, puede morir en apenas 48 horas debido a las muchas reacciones que provoca la infección”. Resistencia bacteriana, no lo olvidemos, que se está produciendo por el abuso de antibióticos.

¿Y cuál es la “solución” que se nos está proponiendo para tratar a esas bacterias super-resistentes? Pues antibióticos cada vez más potentes y, a la vez, de mayores efectos secundarios. Algo absurdo porque a la larga sólo va a agravar el problema. “En general -denuncia Francisco Javier Hormigos, director médico de Unión de Mutuas- los antibióticos son cada vez más fuertes y con más efectos secundarios. Las penicilinas bien usadas son casi inocuas para el ser humano pero las gentamicinas, las vancomicinas y los macrólidos de última generación que se usan hoy desde el principio para tratar una infección tienen efectos secundarios considerables: tendinitis, insuficiencias renales y hepáticas, trastornos de la mucosa del tubo digestivo, infecciones serias de hongos…” En suma, la solución no está en crear antibióticos más potentes. Pasa por desterrar el abuso de los mismos, utilizar los más inocuos, buscar alternativas naturales para combatir las infecciones y, dada la situación alcanzada, instalar depuradoras realmente eficaces.

Rafael Carrasco

Antibióticos de uso ganadero

Durante décadas la avoparcina, la tilosina, la espiramicina, la virginia­micina, el carbadox y el dimetridazol se han empleado en la ganadería europea tanto como promotores del crecimiento -en sustitución del clembuterol y sustancias similares, hoy persegui­das- como para prevenir enfermedades entre los animales. Y aunque es necesaria receta veteri­naria para su uso en la práctica los comerciales de los laboratorios se los están vendiendo a los ganaderos sin la obligada inter­vención de farmacéuticos y veteri­narios. El negocio es el negocio. Entre los casos más conocidos se encuentra la avoparcina, un potenciador del crecimiento con efecto antibiótico que se ha usado masivamente en la cría de pollos y que está considerada un compuesto no tóxico que como se supone no deja residuos perjudiciales en la carne del animal no se analiza en los mataderos; al menos hasta ahora. Cuando sin embargo es cada vez mayor la evidencia de que incrementa las resistencias de una cepa bacteriana a varios antibióticos según demuestran estudios de la Universidad de Maastricht que han encontrado esas bacterias en 3 de cada 5 pavos “medicados” frente al 8% tan sólo de las aves que no tomaron la avoparcina. Un dato realmente contundente… menos para nuestras autoridades sanitarias.

Contaminación farmacológica

Puede afirmarse que todos los fármacos tienen efectos secundarios pero los que se encuentran de forma más habitual en los ríos son… los antibióticos liberados en el medio ambiente “entrenan” a todo tipo de bacterias y aunque la mayoría muere en contacto con pequeñas cantidades de penicilinas o vancomicinas las que consiguen resistir son luego mucho más difíciles de combatir si entran en el cuerpo a través del aire o de un alimento en mal estado. El problema de las bacterias multirresistentes a los antibióticos es uno de los más graves a los que se va a enfrentar la sociedad en los próximos años.

…los anticonceptivos y demás fármacos estrogénicos son conocidos disruptores endocrinos y como tales pueden alterar nuestro sistema endocrino con consecuencias imprevisibles. Estudios con animales relacionan el mal funcionamiento del vital sistema endocrino con diversos tipos de cáncer, malformaciones en la descendencia –tanto de hombres como de mujeres- y trastornos reproductivos. La principal hipótesis actual sobre el alarmante descenso del número de espermatozoides en los varones de los países occidentales -España incluida- es que se debe a la contaminación hormonal o estrogénica que provocan no sólo los fármacos excretados sino otros muchos compuestos químicos como los alquilfenoles de ciertos jabones, el bisfenol -plástico de uso común- y los hidrocarburos aromáticos policíclicos de la gasolina.

…los antidepresivos, analgésicos, reguladores del colesterol y compuestos psiquiátricos –entre otros muchos fármacos-, buena parte de los cuales tienen efectos aún no bien conocidos sobre la salud.

fuente : http://www.dsalud.com