Archivo

Archive for 20 abril 2011

Predicción: el mercado de la deuda americana, a punto del colapso

20 abril 2011 1 comentario

Que el mundo haya dejado de comprar deuda soberana norteamericana le ha sentado a Obama igual que un diagnóstico de gonorrea. Una consecuencia es que el Congreso norteamericano siga sin aprobar el Presupuesto Federal para el año fiscal 2010-2011 que arrancó en octubre. Es lo que hay, corren hacia el final del año fiscal mientras el gobierno –oliendo a enfermo más que un avión a Lourdes– renquea mediante un presupuesto prorrogado (jerga que se basa en la ficción de que no hemos cambiado de año). Camuflando el problema, los falsimedia hablan de división en el Congreso a causa de razones ideológicas. Pero el problema no es político, sino económico. Sin dinero no hay presupuesto que valga.

Existe un límite legal para el monto de la deuda federal. Tal límite o techo está instiuído. Solo el Congreso tiene potestad para aumentarlo, ni siquiera el Presidente puede. Pero a través de los años, el techo de la deuda federal, efímero como un pedo en un canasto, ha sido aumentado en numerosas ocasiones. En la actualidad, el techo es de unos 14 billones de dólares. Es decir: la deuda de los EEUU es ¼ del PIB del planeta Tierra, lo que implica que la economía de los EEUU está absolutamente arruinada y las billeteras de los americanos están tan planas que las paredes les tienen envidia.

Un conjunto de naciones desarrolladas, incluyendo a EEUU y el Japón, y cierto número de países europeos tienen una deuda insostenible. Pero, aunque algunos países de Europa hayan tenido que ser rescatados por sus socios más fuertes, solamente los EEUU se encaminan a la insolvencia, patéticos e impotentes como cojos en un concurso de patadas en el culo.

¿Qué pasa si China, Japón o la India deciden no comprar deuda soberana norteamericana? Ben Shalom Bernanke, el actual presidente de la FED (banco central privado de EEUU), tambiŕn llamado el Club de la Sinagoga, amenazó con monetizar la deuda. Esa mágica palabra, monetizar, significa que EEUU pagará su deuda con dólares recién impresos. Y la resulta directa sería una fuerte devaluación del dólar que arruinaría a los tenedores de deuda norteamericana. ¿Quién compraría deuda después de eso? Nadie.

Si piensa que las cosas no pueden ir peor es probablemente porque carece de la imaginación suficiente. Este agitado mundo presenta la oportunidad perfecta para alumbrar una nueva moneda internacional. La economía norteamericana va colina abajo esquiando por una pista negra. Lo avisamos una vez más: a principios del tercer trimestre de 2011 el mercado de la deuda norteamericana colapsará, a menos que se inicie una guerra en el horizonte USA. Si los americanos no pueden reparar los frenos, tocarán la bocina con más fuerza.

MHDP

fuente:http://acratas.net/

Crisis sub-prime para subnormales

12 abril 2011 6 comentarios
Todos conocemos la dependencia española de la financiación externa, y también las crecientes dificultades de los bancos desde el estallido de la “crisis de las sub-prime norteamericanas (que es como los españoles llaman a la tormenta financiera que nos asuela). El presidente Zapatero es un cabeza hueca que se cree a sí mismo tan astuto como un zorro. Nada es más peligroso. Sus ideas sobre economía son papel mojado, la mierda que habla y los movimientos corporales caóticos denotan la realidad: es un completo idiota. Bueno, quizás no completo: se dice que no gasta prepucio… Con tal presidente, que tranquilo como un ojo de vidrio guía la nave española hacia los arrecifes, ser español está peludo.

Lo que ha pasado en España es fácil de entender. La estrategia generalizada de tomar dinero a corto plazo (de los capitales internacionales) y prestarlo a largo (a los compradores de pisos) –que dicho sea de paso, tan feliz hizo a don Emilione de 2000 a 2007– es la gran mierda consagrada que destruyó la economía española, debido al enorme desajuste entre plazo y apalancamiento. En cuanto los prestamistas internacionales ejercieron su derecho a recuperar su dinero a corto, los banqueros españoles se revolvieron contra sus deudores a corto, que eran las pequeñas y medianas empresas, para devolver tanto dinero como pudieran. Esto ha tenido como consecuencia grandes pérdidas de empleo que, al final, han desencadenado la morosidad hipotecaria que ha acabado por arruinar a los bancos.

Como consecuencias: la mayor parte de la gente joven no tiene trabajo (un 45%); las pocas empresas que aún no han cerrado pagan para habichuelas. Así que los jóvenes se vuelcan a beber como cosacos alcohol barato en atestadas fiestas callejeras (llamadas aquí “botellones”); y el índice de nenas que practican de la prostitución está en bochornoso aumento.

A raíz de las dificultades que surgieron en el mercado global del dinero, España se enfrenta a la evidencia de que la vida fácil ha terminado. La agencia de ratings Moody’s rebajó la calificación de deuda soberana de España. Luego rebajó las calificaciones de 30 bancos españoles. “La economía española está de muerte, cojonudamente”, declaró Zapatero, como respuesta directa. Hablando de muerte, el presidente Zapatero está muerto del cuello para arriba, pero nunca dejará el poder hasta que esté muerto del cuello para abajo. Zapatero no será candidato en elecciones de 2012 – Gracias a Dios -, pero piensa agotar su mandato. No habrá elecciones anticipadas, por supuesto. Y es que en un año pueden pasar muchas cosas tremendas.

Celébrelo, porque lo peor está aún por llegar. Y si no le gustan estas noticias, ya sabe: échese a la calle y hágalas usted mismo.

DSOB